RESEÑA HISTÓRICA DE LA TELEVISIÓN CUBANA

Por: Jesús Dueñas Becerra
Tomado de UNEAC

La escritora, historiadora e investigadora, Mayra Cue Sierra (1949), es la autora del texto Hitos televisivos fundacionales. Aproximación histórica en Cuba…

El talento da alas, pero solo el amor decide el vuelo
Annalie Rueda Cardero

La escritora, historiadora e investigadora, Mayra Cue Sierra (1949), es la autora del texto Hitos televisivos fundacionales. Aproximación histórica en Cuba,publicado por Ediciones En Vivo, y prologado por Hugo Edelqui Cruz, profesor titular de la capitalina Universidad de las Artes.

Cue Sierra es licenciada en Lengua y Literatura Hispánicas por la Universidad de La Habana, diplomada en Marketing y en Investigación Social, así como máster en Ciencias de la Comunicación.

Su tesis de doctorado versa sobre el paradigma de la telenovela, diseñado en el archipiélago cubano durante los años cincuenta del pasado siglo; tema que desarrolla en un libro, actualmente en proceso de edición.

De acuerdo con la también miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), la función clave desempeñada por la televisión cubana, desde su aparición en 1950, conmocionó a la sociedad caribeña y generó un fenómeno comunicativo-cultural que redimensionó y magnificó el impacto continental alcanzado por la radio en nuestra geografía insular.

Con la pequeña pantalla entró a los hogares cubanos, la estética, el dinamismo y el ritmo de un nuevo audiovisual que se conjugó (o mejor, fusionó) con precedentes aportados por el séptimo arte, en momentos en que en el país no existía una industria cinematográfica consolidada, y por ende, el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), era solo un sueño que —para materializarse en la práctica— debía esperar al triunfo revolucionario del primero de enero de 1959.

Con apoyo en la tradición oral, incorporó las más autóctonas matrices y expresiones artístico-simbólicas, se valió de las nuevas tecnologías para trazar sus coordenadas, y sobre todo, nucleó a hombres y mujeres de las más disímiles profesiones que aprendieron in situ a hacer televisión… y la hicieron para darles una nueva razón a sus vidas y llenarlas de espiritualidad, percibida como el conjunto de acciones que el ser humano lleva a cabo y que le dan pleno sentido a su existencia terrenal.

Ese proceso sui generis de continuidad y ruptura late en la mente y en el alma de sucesivas generaciones de artistas, creadores, periodistas, directores, técnicos y trabajadores en general, que han hecho y hacen realidad la televisión cubana —con sus virtudes y defectos— desde que los cubanos vieron la primera señal emitida por « […] UNIÓN RADIO TELEVISIÓN […], canal 4, nuestra primera televisora […]». 1

Hitos televisivos… se estructura en una compilación de artículos publicados por Cue Sierra en su Columna de Autor en el Portal de la Cultura Cubana (CUBARTE), y en los que realiza un análisis objetivo-subjetivo acerca de momentos trascendentes que marcaron pautas en la historia de la televisión cubana desde sus antecedentes hasta después de la alborada revolucionaria:

La instauración de prácticas mediáticas, las primacías tecnológicas, así como la contribución de la pequeña pantalla insular al desarrollo del sistema regional televisivo, entre otras no menos significativas.

Por otra parte, valora algunos hechos que revelan la impronta que dejó el triunfo de la Revolución, sobre todo en los años 1959 y 1960 del extinto siglo XX, tanto en la cobertura informativa como en la aparición de temas y contenidos novedosos, o sea, de marcado acento social, en una época en que los medios masivos de comunicación eran privados, y por consiguiente, estaban en función de los intereses clasistas de sus propietarios, pertenecientes —en su mayoría— a la burguesía nacional, subordinada a los dictados del poderoso vecino del norte.

Según la asesora de la vicepresidencia de la Televisión Cubana, dicha situación, caracterizada —en lo fundamental— por la lucha ideológica entre los dueños de la radio y las televisoras cubanas y las incipientes necesidades de expresión de un pueblo que, a través de la lucha armada, había conquistado la libertad y la independencia verdaderas, concluyó a fines de 1960; momento en que el Gobierno Revolucionario promulgó la Ley que eliminaba la propiedad privada sobre los medios de comunicación social, los cuales  —a partir de esa histórica fecha— están al servicio exclusivo del pueblo trabajador.

Los estudiosos y amantes de la historia de la pantalla chica encontrarán en Hitos televisivos…, de la colega Mayra Cue Sierra, un referente básico indispensable, para conocer —a través de crónicas escritas con un lenguaje ameno y sencillo— los antecedentes de un medio audiovisual que contra vienta y marea goza de la preferencia del «respetable» desde hace más de seis décadas.

Notas

    • Cue Sierra, Mayra. Hitos fundacionales televisivos. Aproximación histórica en Cuba. La Habana: Ediciones En Vivo, 2011: p. 17.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s