Soñar en grande

Conversando con Lisdeivys Almea Rodríguez, estudiante de la Facultad de Música de la Universidad de las Artes que participa en una nueva edición del Festival Musicalia.

Por Amilkar Feria Flores*

Cuando el curso comenzó, el pasado septiembre, conocí a una de las tantas estudiantes que ese año ingresaban a estudiar en la especialidad de Música. En los ratos de estudio la joven instrumentista pasaba por la cúpula, donde desarrollamos nuestra actividad docente-creativa, para ensayar, por espacio de horas, los rigurosos ejercicios que debía incorporar a su programa. En ese tiempo, entre sus reposos y los míos, fuimos acercando comentarios sobre su evolución estudiantil.

-Me comentaste hace unos días que preparabas algo a dúo para Musicalia, en el marco del Festival de las Artes de este año. ¿De qué se trata?

“Tengo pensado participar con la presentación de un repertorio variado en cuanto a estilo. Se trata de una obra contemporánea: Sonatina para clarinete y piano del compositor Malcolm Arnold, y otra obra romántica Tres piezas fantásticas, de Schuman. Espero que sea todo un éxito”.

-Estoy de tu parte. ¿Y quién es la otra pareja del dúo?

“Para mi acompañamiento en el piano estará Yanet Chacón, estudiante de piano básico”.

-¿Dónde y cuándo naciste?

“Nací en el año 1993, en un campito de la provincia de Matanzas, Central España, municipio Perico”.

-¿Desde cuándo tienes conciencia de tu vocación por la música, y cuando descubriste que era el clarinete el instrumento por el que sentías preferencia?

“Desde pequeña mostré afinidad por el arte. Participé en festivales infantiles, dramatizando, cantando, bailando; en fin, así fue como mi madre descubrió que había un diamante en bruto para pulir y me apoyó desde el principio. Entonces comencé el nivel elemental en la escuela Vocacional de Arte Alfonso Pérez Isaac, desde los 10 años. Escogí el clarinete por pura casualidad, pues no tenía referencia alguna, y con el transcurso del tiempo comenzó a cautivarme ese sonido tan dulce, la gama de matices, efectos y habilidades que se pueden experimentar en ese instrumento, cuando observaba y escuchaba a intérpretes especializados. Me gustaría, además, dominar la técnica de otros instrumentos, como el saxo o el violoncello, aunque esto sería muy difícil, ya que el arte de ser instrumentista se compone de muchos detalles y años de estudio”.

-¿En qué nivel estudias actualmente?

“Me encuentro cursando el primer año de la carrera de Música, en el perfil de clarinete.”

-¿Qué te atrae más de tu formación en el ISA?

“Pienso que la formación en el ISA proporciona una cultura general, pero lo más importante es el empeño individual. Mi prioridad está en la especialidad, por ejemplo, mi papel en la orquesta, en los formatos de música de cámara, en conciertos organizados por la cátedra, en concursos y festivales”.

-Va a ser una prueba de vaticinio un poco dura para alguien tan joven como tú, pero ¿cómo te imaginas profesionalmente cuando tengas mi edad (un joven de cuarenta y cinco años)?

“Cuando sea egresada, ¿quién sabe lo que pueda pasar con mi vida? Pero tengo planes y aspiraciones: continuar el trabajo en orquestas, recibir clases en el exterior, llegar a tocar como solista. En otras palabras, soñar en grande, y quizás, cuando sea una joven de 45 años, tenga tanto donaire para dar como este entrevistador”.

* Profesor de la Facultad de Artes Visuales de la Universidad de las Artes

** Estudiante de la carrera de Conservación y Restauración de Bienes Patrimoniales de Universidad de las Artes.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s