La simulación en la lucha por la vida

Serie de cuadros que procura ser una evocación simbólica a uno de los más reconocidos filmes del director cubano Fernando Pérez, Clandestinos. Mi intención es validar desde la pintura, el lenguaje cinematográfico, respetando sus presupuestos. Pretendo ahondar desde mis conocimientos cinematográficos en los diferentes elementos constitutivos de una película: dramaturgia, fotografía, edición; elementos que permiten su traspolación al plano pictórico.

Es a exprofeso que me propuse recontar esta historia en sólo veinticuatros cuadros, para hilar una coherencia con conceptos propios de la cinematografía, como puede ser el término tan frecuente de 24xsegundo. Este término connota rápidamente el período cubano antes de la intervención de la tecnología digital en el campo del audiovisual, en el cual esta película filmada en 35 mm es uno de los íconos más representativos.

Revivir esta película, es ratificar esa etapa de la historia de Cuba que ahora propongo repensar desde la pintura. Fernando idea como trama principal, la historia de amor de dos jóvenes cubanos, cuyas especial cualidad es la época, una época sumida en un incomesurable abuso de autoridad cuya herramienta para el fin propuesto era la violencia ya sea oral como física.

Gracias a la decontrucción del guión y de la fotografía llegué a la conclusión de cuáles eran los planos fundamentales que podrían -después de remontarlos y desde mi sensibilidad plástica- contar la misma historia pero desde otro punto de vista. La historia tiene la cualidad de pasar de generación en generación mediante la práctica oral; y qué es lo que la hace única, sino esa sarta de contradicciones que la polemizan. El cine maneja como concepto fundamental el de la manipulación. Los realizadores juegan a ser Dios, bajo un punto de vista bien definido donde manifiestan toda una filosofía a partir de experiencias a priori.

¿Cuál es la historia verdadera? Pretendo con esta serie plasmar mi visión acerca de una realidad ya filtrada, manipulada. Con lo que se podría concluir que esta serie constituye una metáfora del proceso sin fin de conformación de la historia. De esta forma muestro como la plástica como el cine son herramientas que el poder utiliza según su conveniencia

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s