Hacking Lily

Multimedia de Kevin Beovides (XI-B-H)

Texto y fotos: Amilkar Feria Flores

El pasado miércoles 9 de mayo, a las 10: 00 am, quedó inaugurado un sustancioso experimento en el laboratorio de computación de la Facultad de Artes Visuales del ISA. Kevin Beovides, profesor de la institución, creador en el terreno de los Nuevos Medios, ponía a consideración de los asistentes una interesante muestra de su quehacer en este terreno, con una multimedia que comprometía, en un mismo espacio interactivo, literatura, plástica y video.

Para su propósito empleó obras de literatos y artistas visuales, o ambos en una misma persona, que matrimoniaban, de modo sugestivo, aspectos medulares concernientes a estas disciplinas creativas. Para ello contó con el concurso de intelectuales como Raúl Aguiar, Jorge B. Rodríguez, Víctor Fowler y Samuel Riera, entre otros.

Según lo manifiesto, todo parece indicar que las tendencias y soportes más recientes para la comunicación, absorbiendo cuanto esté a su alcance, están abriéndose el necesario camino que los espacios de intercambio humano demandan en nuestros días. Así lo expuso Kevin, creador del complejo mecanismo de entrecruzamiento, del que se valió para la maquetación y elaboración de un programa concebido para cada uno de los implicados en la empresa.

Todavía parece distante en nuestro medio, digo, al alcance de muchos como recurso cotidiano de consumo cultural, o, por qué no, de entretenimiento. Pero esta “puesta en escena”, de la que los espectadores participaron, adelanta lo que ya en muchos sitios del mundo es una costumbre, entendida como acceso habitual a soportes electrónicos con los fines que antes mencionaba.

Dispuesto cada autor seleccionado en una computadora independiente, los asistentes, rotándose en turnos, tenían la posibilidad de interactuar con elementos consustanciales entre las manifestaciones expresivas que compendiaban la multimedia. No obstante, para que la espera no resultara mortificante, el creador del programa concibió una proyección directa desde un procesador de datos, que mostraba un coctel de obras audiovisuales contenidas en cada una de las máquinas.

Según su propósito final, el proyecto comprende la “puesta en órbita” de todo el trabajo en la página virtual “El Diletante Digital” (http://eldiletante.ueuo.com, y http://www.eldiletante.co.nr). Del mismo modo, que no pudo complacer a los asistentes por causas ajenas a su “electrónica” voluntad, Kevin pretende distribuir su obra en soporte DVD; completando así un importante espectro del que actualmente contempla la comunicación en nuestros días.

Entonces, como ya hizo posible una porción de su empeño, del que todavía se puede disfrutar en el Laboratorio de Computación de “Plástica”, solo queda cruzar los dedos (de manos y pies), para que el laberinto de los aciertos nos acerque a todos una modalidad de intercambio que no se contempla como ningún lujo o treta de Ciencia Ficción, sino como un indispensable recurso de comunicación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s