Diálogos entre cine y comunidad

agua-y-cine Por: Maya Quiroga

Con el título de Cine y Comunidad “Diálogos entre cine y comunidad” se desarrolló un panel moderado por el filólogo, crítico, ensayista y profesor Mario Masvidal Saavedra, como parte de las actividades del XIII Festival Imago realizado en La Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual (FAMCA) durante los días 30 y 31 de marzo.

El panel contó con la presencia de invitados de lujo: el Doctor Jesús Guanche, antropólogo de la Fundación Fernando Ortiz; Senobio (Puri) Faget, Jefe de la Cátedra de Documentales de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (EICTV); Daniel Diez, realizador, documentalista y fundador de la Televisión Serrana, y Ángel Piedra, realizador de Producciones Camino del Centro Martin Luther King.

A manera de introducción, el antropólogo Jesús Guanche ofreció una panorámica sobre los antecedentes del cine y el audiovisual comunitario en Cuba, que según su intervención data de los años 20 cuando en nuestro país se rodaron películas como El cabildo de Ña Romualda (1908), un documental sobre los festejos de la Caridad en la ciudad de Camagüey y La leyenda del charco del güije (1909).

Derivada del mundo radial fue La Serpiente Roja (1937), primera película sonora cubana, la cual está basada en la novela detectivesca de Félix B. Caignet que se titula Las aventuras de Chan Li Po.

En la década de los 50, señala Guanche, el cine se ocupó de reflejar el mundo del bandolerismo social (Manuel García o El Rey de los campos de Cuba, 1913), así como versiones de obras literarias. Un acercamiento al mundo de los carboneros fue El Mégano, obra de integrantes de la Sociedad Cultural Nuestro Tiempo.

Dentro de la producción cinematográfica en la etapa posterior al Triunfo de la Revolución, el antropólogo hizo referencia al trabajo que aborda el tema de la comunidad y las problemáticas sociales de Cuba y América Latina desarrollado por la EICTV, a la Muestra Nacional de Nuevos Realizadores –hoy Muestra Joven– y al Festival de Cine Pobre de Gibara.

En opinión de Guanche, estos dos últimos eventos han centrado la mirada en áreas de observación como la memoria del proceso de alfabetización, la situación de las zonas rurales, el sentido de pertenencia y permanencia, la pobreza urbana y suburbana, los asentamientos ilegales, la temática sexual, la vida costera, los riesgos laborales, entre otras.

Por su parte, Daniel Diez, habló sobre la Televisión Serrana en San Pablo de Yao, municipio de Buey Arriba, Granma, donde radica el Centro de Estudios de Comunicación Comunitaria.

“Cuando comencé en la Televisión Serrana, sabía que quería una televisión comunitaria y participativa” y que “los realizadores vivieran en la comunidad”, explicó Diez.

A su juicio “las comunidades son las portadoras y reproductoras de sentidos, las olvidadas, las no tenidas en cuenta”. Y apostó por una “comunicación dialógica, no vertical, donde se intercambien los roles entre emisor y receptor”.

En ese sentido agregó: “aspiramos a que los campesinos encuentren nuevas formas de contar las historias a través del lenguaje del documental”. Concluyó su intervención con las sabias palabras de que es importante “dominar el lenguaje cinematográfico para que el mundo nos conozca”.

En tanto, Puri Faget, se refirió a la experiencia desarrollada por la EICTV desde que se creó el ejercicio de 3 minutos con los alumnos de Polivalencia (primer año). Desde 2009 hasta la fecha se han realizado un total de 115 documentales cuyo subtema es el ser humano en su comunidad, fundamentalmente sobre las problemáticas del Pueblo Textil, aledaño a la Escuela.

También alabó el trabajo conjunto entre la EICTV y la Televisión Serrana donde, desde hace casi veinte años, alumnos de San Antonio se insertan durante un mes para hacer el ejercicio práctico integral. Es algo que “les cambia totalmente la vida”, confesó Puri.

Sobre la labor del Centro Martin Luther King, que en este mes de abril arriba a su aniversario 25, disertó el realizador Ángel Piedra. Explicó que el Centro cuenta con cinco programas basados en la Metodología de la Educación Popular de Paulo Freire (1921-1997).

En ese sentido, la productora Caminos tiene como líneas de trabajo los materiales didácticos y los documentales participativos. Puso como ejemplo la labor realizada en el Barrio de La Marina, en la provincia de Matanzas, donde la propia comunidad trabajó en el guión, la cámara, el sonido y la edición de un material sobre los verdaderos valores folclóricos y humanitarios en la barriada, antigua zona de tolerancia (antes de la Revolución).

A manera de conclusión, Masvidal explicó que el concepto de comunidad hoy se va ampliando, pues existen las comunidades urbanas y las virtuales (creadas bajo la influencia del estilo manga japonés).

“Los cambios en el país deben pasar por la participación de todos”. Se trata de “revertir la visión y los cambios de paradigma”, pues el Estado no debe intervenir en todas las decisiones. Así, conminó a todos los presentes a convertirnos en actores sociales del cambio y no en sujetos pasivos.

En esa misma línea, Guanche recalcó que es necesario “explotar el potencial humano de la comunidad para los temas de desarrollo humano y los problemas de gobernabilidad”.

Finalmente el profesor Masvidal alabó la inclusión del tema comunitario dentro de los debates del Imago por sugerencia de los estudiantes de la FAMCA. Sin dudas, fue un panel esclarecedor para comprender la verdadera dimensión del diálogo entre el cine y la comunidad.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s