El espacio de los que hoy buscan su espacio

 

Imprimir Por Osvaldo Cano

En la década del 80, cuando aún el ISA balbuceaba, nace el Festival Elsinor de la actual Facultad de Artes Teatral. El nombre había sido adoptado, en parte, como homenaje al inmenso Shakespeare, pero también por el hecho de que ese fue el bautizo del aula primigenia, la que acunó a aquellos alumnos que años antes de la fundación de la Universidad de las Artes habían irrumpido en Cubanacán desde los más inverosímiles rincones de la Isla, para iniciarse en un oficio mágico y ritualístico, del cual poco o nada conocían. Afirman quienes por esos años eran acunados por la flamante Facultad de Artes Escénicas que su slogan, su norte y su brújula fue: El espacio de los que no tienen espacio.

Fue así que echó a andar un evento capaz de nuclear a un grupo creciente de jóvenes inconformes e iconoclastas que buscaban un acento propio, un matiz diferenciador, y que encontraron allí, no solo un estrado hecho a su medida, sino también un público receptivo y sensible que compartía gustos e inquietudes con los noveles hacedores.

Varios de los que son actualmente genuinos protagonistas del arte escénico en nuestro país midieron sus fuerzas en ese Elsinor que ha pasado a ser legendario, en parte por su real eficacia, pero también ayudado por los adulterios de la memoria y la pátina del tiempo.

Lacerado por precariedades de toda laya, el certamen que solía reunir a jóvenes competidores y avezados maestros en roles de jurados, conferencistas o líderes de demostraciones y talleres, languideció hasta guardar silencio. Casi tres décadas después de la arrancada, otros jóvenes, tan inconformes y capaces como aquellos, apuestan por devolverle su antiguo vigor.

La nueva edición de Elsinor retoma su vocación competitiva y se abre a la participación de artistas diversos, reunidos en torno a la Asociación Hermanos Saíz, o a universidades y academias de arte. El Elsinor de estos tiempos aspira a aglutinar no solo a los estudiantes de la Facultad de Arte Teatral, sino también a aquellos creadores noveles que se apresten a competir. Asimismo se propone contar con la participación de destacadas figuras del arte cubano contemporáneo, abre sus puertas a la participación internacional, busca difundir las mejores ofertas de los contendientes y de hecho trata, y sé que puede logarlo, de convertirse en animador de la capacidad creativa de los nuevos artistas.

Para esta edición, amén de espectáculos, puestas en espacio, lecturas de textos o pasarelas, se esperan, con real expectación, intercambios como el que generosamente nos regalará el prominente investigador español José Luís García Barrientos, cuando el día 4 de abril dicte una conferencia magistral bajo el título de Qué representa el teatro hoy , la cual promete resultar un verdadero acontecimiento y uno de los buenos momentos de un evento que convertirá al edificio fundacional de la Facultad de Arte Teatral, los días que corren entre el 2 y el 6 de abril, en el espacio de los hoy buscan su espacio.

Etiquetas de Technorati: ,,,
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s