Dos propuestas y un enclave: Factoría Habana

Por Isachi Fernández

La naturaleza, tantas veces espina dorsal del hecho artístico, colma la primera planta de Factoría Habana a través del tamiz de Alejandro Campins en pinturas que engranan las huellas del proceso creativo, nos remiten a un renovado concepto de Patria, y  establecen una distancia con Rojo verdoso, una muestra colectiva cercana al pop, instalada en la planta baja de la institución. 

El paisaje como reservorio de información en piezas de gran formato, la naturaleza como narradora de historias, como memoria y cultura, es la propuesta de Campins, graduado de la Universidad de la Artes, ISA, en 2009.

Antes de recorrerla, el visitante se encuentra con las obras de The-merger (grupo creativo integrado por Mario Miguel, Alain Pino y Niels Moleiro), en las cuales se establece un juego entre la manualidad y la industria, y la herramienta rebasa su lugar de intermediario para enseñorearse en su condición símbolo, de fruto del trabajo y en objeto artístico per se.

El hombre replegado por el imperio del objeto y por el estilo de vida condicionado por este último, es uno de los códigos emitidos por un semáforo que cede ante una señal contradictoria: el rojo verdoso.

Ambas exposiciones, con curaduría de Concha Fontenla, permanecerán abiertas hasta el venidero 10 de abril.

Publicada: 27/02/2012

Dirección de Patrimonio Cultural

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s