Matanzas: 50 años de instituida Orquesta Sinfónica

14ypr-sinfonica.jpg (35882 bytes)Matanzas, 14 feb (AIN) Personalidades de la cultura y músicos celebraron hoy el medio siglo de instituida la Orquesta Sinfónica de Matanzas (OSM), por el Gobierno Revolucionario de Cuba.

El 14 de febrero de 1962, autoridades del entonces Consejo Nacional de Cultura en el país la dejaron establecida como unidad artística sinfónica, que pertenece actualmente al Instituto Nacional de la Música.

Durante sus habituales sesiones de ensayo en una de las salas de la Biblioteca Eusebio Guiteras, sus integrantes evocaron hoy los orígenes del colectivo, que se remontan a 1950, cuando se inició como agrupación de cámara, bajo la batuta del maestro Mario Argenter.

El insigne colectivo ofreció un concierto por la efeméride de su institucionalización, el sábado último, dirigido por el español Marc Moncusí, quien calificó a la orquesta como grupo maravilloso con deseos de trabajar y versátiles músicos, capaces de asumir con calidad cualquier repertorio.

La OSM ensaya desde hace más de 12 años en locales itinerantes, en espera de la restauración total de la conocida Sala José White, ubicada frente el céntrico parque de La Libertad, en esta urbe.

Betsy de la Victoria, especialista del Centro Provincial de la Música Rafael Somavilla, expresó que la agrupación honra el ser y quehacer de la cultura musical en la Isla.
Somavilla agradeció a sus miembros por el trabajo que realizan en nombre de los hijos de esta ciudad.

La orquesta ha realizado presentaciones bajo la batuta de expertos, como los cubanos Zenaida Castro Romeo, Elena Herrera o Enrique Pérez Mesa, y el japonés Yoshikazu Fukumura, entre otros.

A propósito de la presentación del 11 de febrero último, la joven Amanda Medina, artífice del violín y graduada del ISA, Universidad de las Artes, refirió que trabajan como un todo: la mejor manera de transmitir la originalidad que requiere cualquier obra.

Medina debutó como solista y agradeció el apoyo de Ileana Molinet -actual directora general- y profesores del ISA, quienes recomendaron su talento para ejecutar en el concierto en La menor para violín y orquesta, del checo Antón Dvorak (1841- 1904).

Como intérprete de las piezas más diversas, el conjunto instrumental durante este medio siglo compartió escenario con talentosos solistas, como el pianista Frank Fernández, el oboísta italiano Paolo Di Cioccio, el cellista Douglas Vistel, y el clarinetista Iván Petruzziello.

Por: Yenli Lemus Domínguez
Tomado de la Agencia de Información Nacional (AIN)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s