Un encuentro con el maestro Alfredo Muñoz

Por: Lena Rodríguez Duchesne y Yohana Ortega Hernández
(estudiantes de Musicología)

El evento Musicalia de la facultad de música que se desarrolla en el marco de la segunda edición del Festival de las Artes, ha demostrado la importancia del intercambio que se establece entre pedagogos y estudiantes, mediante la clase magistral impartida por el entrañable maestro Alfredo Muñoz; que tuvo lugar durante la mañana del lunes 11 de abril en el Salón de Actos de esta facultad, sumándose a los habituales conciertos, ponencias y concursos que la distinguen.

Dentro de la trayectoria del maestro Muñoz debemos señalar que comenzó el estudio del violín a la edad de once años, transitando por instituciones tan importantes como el conservatorio Orbón, el Amadeo Roldán y la Escuela Nacional de Arte, donde fue discípulo de Radosvet Boyadjiev y con el cual realizaría además su licenciatura en música. Como profesional ha formado parte de relevantes conjuntos y agrupaciones como el Trío White y el dúo Pro-Música que fundó junto a la pianista María Victoria Collado. Se desempeñó como violinista de la Orquesta Sinfónica Nacional y ha tenido importantes presentaciones como solista con otras orquestas tanto nacionales como internacionales. Actualmente ejerce la dirección de la cátedra de violín del ISA.

Digno del vasto camino recorrido por el maestro en al ámbito pedagógico, el encuentro comenzó violín en mano, transitando desde los recursos elementales hasta los más complejos. Relevante fue la convergencia de diferentes niveles de enseñanza, ya que dentro de la veintena de estudiantes que allí se encontraban concurrieron indistintamente tanto alumnos del nivel medio como del superior. Según refirió el maestro en el encuentro, su premisa fundamental fue: “abrir el horizonte y evitar el dogma, un alumno obviamente trata de imitar al maestro, pero en un momento dado de su desarrollo, debe apropiarse de las técnicas que le resulten viables para logar un mejor desempeño, o sea, que cada cual se encuentre a sí mismo y no sea una copia de otro intérprete”.

Durante el intercambio se debatieron polémicamente diversos temas que responden a importantes cuestiones técnico-musicales tales como la colocación del instrumento, el manejo del arco y diferentes métodos para lograr la dinámica sin desligarla de los aspectos técnicos. Se debe significar la relevancia que otorgó a las diferentes maneras de estudio, aportando varias herramientas para la ejecución del vibrato, el spiccato, el staccato y demás recursos que posee el instrumento.

Podríamos definir el encuentro como exitoso, por la buena recepción de los conocimientos brindados y por el diálogo establecido entre ambas partes. Al finalizar la clase, el maestro dijo: “Estoy contento y con pleno optimismo porque el violín es un instrumento de masividad y estamos obteniendo resultados en ese sentido”. Como consecuencia se acordó fomentar próximos encuentros de este tipo, para un nuevo florecimiento de los violinistas en su conjunto.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s